Artista invitado

Curado por Patricia Bentancur (Co-Curadora 58 Bienal de Venecia)

Orión 

La obra de Yamandú Canosa se construye en una permanente tensión entre signo y metalenguaje, entre referencia y metáfora. Orión, 2019, es una de las piezas que formaron parte de la instalación “La casa empática”, que se presentó en el Pabellón de Uruguay en la 58 Bienal de Venecia. Esta obra -que por su materialidad podríamos considerar singular en la gramática de este artista-, es una forma nueva de volver a nombrar los elementos fundamentales que conforman el eje conceptual de toda su práctica.
Las constelaciones definen la pertenencia de nuestra mirada, el cielo del Hemisferio Norte es distinto al del Sur.
Sin embargo la constelación de Orión es visible en ambos hemisferios. Esa ubicuidad semántica resume el desasosiego de la pertenencia, como en ninguna otra obra de este artista. Orión habita en todas las miradas.
Así, Canosa no solo la nombra, sino que hace de ella juego. Las estrellas son petancas, alguien echó la suerte antes que nosotros, pero nosotros estamos invitados a seguir jugando. Canosa nos ofrece la posibilidad de crear una nueva cosmogonía. Seguramente no lo haremos, pero por un instante tendremos la ilusión de ese poder, el poder de crear una nueva constelación, parodiando a los Dioses. Como los jugadores de El Popol Vuh esta escultura no es otra cosa que la posibilidad al acecho de algún imprevisible movimiento.
El trabajo de Canosa, es clave para completar cualquier narrativa contemporánea. Sus obras integran las colecciones permanentes de diversos museos, centros de arte y fundaciones tanto públicas como privadas.