Homenaje a Sofía Imber

 

Sofía Imber (Rumania, 1924 – Caracas, 2017) 
Periodista y Crítico de arte, y Director de museo.

 
  

La decisiva participación de Sofía Ímber en el desarrollo del periodismo, la crítica de arte y las instituciones culturales venezolanas la convierten en una de las figuras más influyentes en la historia contemporánea del país y de América Latina. Con un polémico e inimitable estilo, atractiva personalidad, ejemplar compromiso con el trabajo y agudeza crítica a la hora de interpretar los procesos creativos y sociales, llevó a cabo las transformaciones necesarias para llevar a los museos del país a un nivel de calidad marcado por la excelencia en la formación de colecciones y actividades comunicacionales y educativas.

 

La labor pionera de Sofía permitió abrir camino a la mujer venezolana en campos anteriormente no transitados.  Fue la primera mujer periodista, la primera directora de una sección de Páginas Culturales en la prensa, primera conductora de un programa de opinión en la televisión y primera directora de un museo en VenezuelaA través de la creación y dirección de su obra principal, el Museo de Arte Contemporáneo de Caracas Sofía Ímber, en 1974 cambió los métodos de conducción de los museos y las instituciones del país por la calidad de las exposiciones, el logro de la excelencia, la formación de una colección sin igual, la educación y el talante comunicador, innovador e integrador del MACCSI. Sus aportes no se limitan al espectro periodístico y cultural, sino que Sofía Ímber es ejemplo en la defensa de los valores esenciales de la definición del ser humano y el trabajo, la libertad y la democracia.

    

 

Nació en Soroca (Rumania), el 8 de mayo de 1924, y es hija de Naum Ímber y Ana Barú, con quienes llegó a Venezuela en el año 1930. Se llama a sí misma "sobreviviente", pues cuando sus padres huyeron de los bolcheviques, la situación económica no era la ideal para recibir a un nuevo miembro en la familia. "Cuando yo nací nadie me deseaba. Y mi padre, que no era para nada religioso, dijo un buen día: “Dios nos la dio y Dios nos la debe quitar. Pero mi mamá no quiso y me alimentó con cucharaditas de té. Y resulta pues, que sobreviví".

 

Su hermana Lya, nacida en 1914, fue la primera mujer graduada de médico en Venezuela.

 

Sofía Imber estudió Periodismo en Caracas y obtuvo la licenciatura en los años cuarenta. En el ejercicio de su profesión se cuentan colaboraciones a publicaciones nacionales e internacionales, pero además, el ingreso al área televisiva con un programa de opinión pionero en lo que a periodismo venezolano se refiere. Escribió para los diarios El Nacional, Últimas Noticias y 2001; revistas como Élite, Momento y Kena, en Venezuela. También hizo colaboraciones para El Tiempo, de Colombia; La Nación, de Argentina; y El Excelsior, de México. En 1946 se mudó a Bogotá (Colombia) para trabajar en la revista Sábado, bajo la supervisión de Plinio Apuleyo Mendoza Neira.

 

Cerca de los años cincuenta, cambió nuevamente de residencia y se estableció en Francia. Más tarde vivió en Bélgica, donde su primer esposo, Guillermo Meneses, ejercía funciones diplomáticas. De este matrimonio nacieron cuatro hijos: Sarah, Adriana, Daniela y Pedro Guillermo. En Europa llevó adelante un intenso contacto con el mundo artístico, incluso con figuras desconocidas en la época, como Vasarely y Schöffer, entre otros. Asimismo, conoció a un grupo de artistas plásticos venezolanos, denominados "Los Disidentes", radicados en París, quienes luego darían renombre internacional a Venezuela.

 

Como resultado de la mezcla entre los dos campos que domina, en la década de los sesenta fundó, junto a Meneses, la revista Crítica, Arte y Literatura (CAL) y pasó a presidir la Asociación Internacional de Críticos de Arte. Después, formó parte de la Junta Directiva del Museo de Bellas Artes, al tiempo que fungía como Directora de la revista Variedades.

 

En 1969 estrenó en las pantallas de televisión del país, a través del canal 8 (Venezolana de Televisión), su programa "Buenos días" en el cual entrevistó, junto a su segundo esposo, Carlos Rangel, a renombradas personalidades del ámbito nacional e internacional. Este novedoso espacio informativo perduró más de veinte años a lo largo de los cuales se transmitió en diversos canales nacionales.Paralelamente, realizó segmentos de corte educativo, como "Sólo para adultos", que se transmitía en horario nocturno. En 1976 dio inicio al programa televisivo "Sólo con Sofía", que se mantuvo en el aire hasta 1982.

 

Su destacada labor como comunicadora social la hizo merecedora, en 1971, del primer Premio Nacional de Periodismo que se otorga a una mujer en Venezuela. Ese mismo año publicó su autobiografía, titulada: Yo, la intransigente.

 

Entre 1975 y 1996 fue directora de las páginas culturales del diario El Universal. Esta labor fue compartida con la dirección del Museo de Arte Contemporáneo de Caracas, tarea que había asumido desde 1973, cuando fundó este centro cultural, el cual llevó su nombre desde 1990 hasta 2006 cuando arbitrariamente fue retirado por el gobierno. El espacio ha sido reconocido por albergar la colección artística más importante de América Latina, que comprende obras de Picasso, Matisse, Segal, Moore, Rivers, Botero, Miró, Braque, entre otros.

 

En 1991 se convirtió en productora y conductora del espacio radial "La Venezuela posible". Y cinco años más tarde retomó la televisión al ser productora y conductora del programa "Sofía", transmitido por CMT, en el que entrevistó a personalidades de las áreas política y cultural de Venezuela.

 

En 1997 la Unesco le otorgó la Medalla Picasso, y ésta fue la primera oportunidad en que tal reconocimiento fue concedido a una mujer.

 

En el año 2001, Sofía Imber fue removida de este cargo por el presidente Hugo Chávez Frías.

 

En 2014 donó su colección de libros de arte a la Biblioteca de la Universidad Católica Andrés Bello.

 

En 2016 se publicó la biografía La señora Imber con autoría de Diego Arroyo.

 

Falleció el 20 de febrero de 2017, en Caracas